Los canalones tienen una extensa historia, sin embargo esta no es conocida por todo el mundo. Si vas a realizar una instalación de canalones en Alcalá de Henares en tu casa, podría interesarte la historia de los mismos, así que sigue leyendo.

Los canalones fueron inventados por los romanos. En la época clásica se sucedieron numerosos avances en la arquitectura y diseño de edificios, lo que derivó en la construcción de canales de agua (de ahí viene su nombre) para hacer más duraderos los edificios, ya que así se evitaba su deterioro debido a las numerosas lluvias.

Tras la caída del Imperio romano, esta tecnología se perdió durante años. Sin embargo, los pueblos nórdicos la recuperarían. Como verás, una instalación de canalones en Alcalá de Henares es una apuesta segura desde hace milenios.

El agua es un bien escaso, utilizarla correctamente es algo que todos deberíamos plantearnos. El pueblo nórdico sajón era conocedor de esto y fue el primero que aprovechó los canalones para recuperar el agua de la lluvia y reutilizarla. También los decoraron con impactantes gárgolas para sus edificios más importantes, como las catedrales, logrando proteger los edificios y dotarlos de una impactante visión. Esto hizo que se expandieran por toda Europa.

Con la llegada de la Revolución Industrial en el siglo XVII, los materiales cambiaron, se pasó de los clásicos canalones de madera a unos mucho más resistentes fabricados con metal. El material más utilizado era el hierro fundido. Con este avance se logró que aguantaran mucho mejor el paso del tiempo y necesitaran menos reparaciones, aunque en un inicio se volvieron más costosos.

Sin duda, la instalación de canalones ha sido una buena inversión desde tiempos antiguos. Si tienes dudas o necesitas información, ponte en contacto con nosotros en Todo Canalón Pluvial, S.l. Nuestros expertos profesionales te asesorarán y resolverán tus dudas sin ningún tipo de compromiso.